La vuelta al mundo

Las mil y una noches

No han hecho falta mil y una noches para enamorarnos de Marruecos. País que sorprende a los turistas, es la tierra de los contrastes. Nunca pensé que en África vería la nieve, ni que pasara más frío que en todo el invierno en España. Pero así fue y aquí os lo cuento.

4929b89a63d29a34502882077dee11b0

Nos recorrimos todo el centro y norte del país, empezando en Casablanca y terminando en Marrakech. Con la ayuda de nuestro guía Mohammed, tan buena persona como profesional, del que aprendimos todo sobre su gente, idioma, cultura y arquitectura.

Captura.PNG

Como curiosidad os diré que el árabe y el castellano tenemos en común unas 800 palabras: aceite, acequia, barrio, engarzar, marfil, rubia, sandia… (http://www.arabespanol.org/andalus/palabras.htm) Osea que sabemos más árabe del que pensamos 😉

Mohammed también nos enseña alguna palabra en árabe (perdonad mi escritura pero he preferido ponerlo mas o menos como me suena a mí):

“Sucram” -> Gracias

“Insalá” -> Ojalá, si Dios quiere

“Guajá” -> Vale

“Yala” -> Vamos

En la agencia de viajes me aconsejaron que nos registráramos en el Ministerio de Asuntos Exteriores (https://www.visatur.maec.es/viajeros/), para que, si pasaba algo, tuvieran constancia de que estábamos de vacaciones en ese país. En esta página también puedes consultar en que situación política se encuentra el país, si son necesarias vacunas, etc (http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/RecomendacionesDeViaje.aspx), así como la ficha del país (http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/SalaDePrensa/Paginas/FichasPais.aspx#) en la que es importante tener localizados los Consulados y Embajadas españolas. Todo esto es aplicable a cualquier país del mundo.

Prefijo Marruecos: 212

  • TELÉFONO POLICÍA EN CIUDADES DE ÁMBITO NACIONAL: 19
  • TELÉFONO GENDARMERÍA ÁMBITO RURAL: 177
  • TELÉFONO EN CASO DE INCENDIO: 15
  • TELÉFONO DE INFORMACION DE MAROC-TELECOM: 160

**********

Y ahora sí, comenzamos el viaje:

Espléndidos jardines, contrastes de color, patrones geométricos y una exótica arquitectura de inspiración islámica con grandes arcos y cúpulas caracterizan a los fascinantes palacios de Marruecos. Edificios notables que son un ejemplo de diseño y belleza marroquí y nos invitan a vivir como un auténtico sultán.

6abe08990797e25d7b9e1c3aa68e78b8

CASABLANCA

Casablanca debe su nombre al hecho de que, antiguamente, los marinos portugueses que viajaban a este lugar lo identificaban por una pequeña casa blanca sobre la colina de Anfa, “a casa branca”.

IMG_9565

(Vista desde el Hotel Barceló, donde nos alojamos. Muy bien, a excepción de uno de los ascensores que estaba estropeado y me quedé encerrada…)

Situada en la costa del océano Atlántico, Casablanca está considerada el centro económico
y comercial de Marruecos. En los palacios de Casablanca, al igual que en el resto de construcciones islámicas de Marruecos, abundan los dibujos y motivos geométricos. Tiene un patrimonio arquitectónico moderno importante, debido a la diversidad arquitectónica que experimentó durante el siglo XX.

callejero_casablanca.jpg

El puerto de Casablanca es uno de los puertos artificiales más grandes del mundo y el más grande del norte de África. Además, es la base primaria naval para la Marina Real Marroquí. Dimos una vuelta por paseo marítimo Boulevard de la Corniche y en bus por la Carretera de la costa por donde se llega a Anfa, para terminar en la gran Mezquita de Hassan II.

IMG_9580

Los suelos árabes presentan un hermoso mosaico compuesto por azulejos cerámicos. La tradición impide pisar el interior con el mismo calzado de la calle, por ello es costumbre descalzarse nada más entrar.

IMG_9597

RABAT

Capital del Reino de Marruecos desde 1912. La visita comienza con la Kasbah (espacios fortificados de origen bereber) de los Oudaias. Como podéis ver, preciosa.

The_streets_inside_the_Kasbah_of_the_Udayas,_Rabat,_Morocco.jpg

Continuamos por el Palacio Real “Dar el Makhzen”, que alberga la mezquita de “Hombres de Fez” y se encuentra en frente de la hermana pequeña de La giralda de Sevilla (en restauración). Los destellos metalizados en plata y dorado están presentes en la arquitectura islámica de los palacios más importantes.

TÁNGER

Dimos una vuelta por la medina (Barrio antiguo. Tradicionalmente las medinas eran el núcleo principal de las ciudades, y en ellas se agrupaban generalmente edificios como la Mezquita Mayor, la Madraza, la Alcaicería, el zoco y las más importantes calles comerciales) y vislumbrar el estrecho de Gibraltar, para poder continuar con el intenso y fascinante viaje que nos esperaba.

marruecos.jpg

Llega la hora del té… Cuando los marroquíes tienen una visita en casa, es de mala educación no ofrecerles té.

El Té Moruno está hecho con hojas de té verde, menta (yo personalmente prefiero hierbabuena) y una cucharada de azúcar (moreno es más sano) por cada vaso. Para que no se nos quede amargo, tiene un proceso de elaboración:

  1. Se hierbe el agua y se deja reposar con las hojas de té verde durante unos 10 minutos. Esto sirve para que las hojas se abran.
  2. Quitamos el agua y la reservamos.
  3. Volvemos a echar agua hirviendo y removemos, para que las hojas de té suelten su amargor.
  4. Tiramos esa agua.
  5. Echamos en la tetera la primera agua, junto con el té verde, la menta y el azúcar

temarroqui-660x320

Nos alojamos en el Hotel Atlas Rif. Con decoración y arquitectura típica marroquí, pero con habitaciones bastante antiguas.

XAOUEN

Salimos hacia las montañas del Rif, donde se encuentra la bonita y famosa ciudad de Xaouen, una población de casas blancas con puertas de color de un fuerte azul cobalto. Aunque llovía, nos encantó.

Mohammed nos contó que los animales preferidos de los musulmanes, son los gatos, porque son muy limpios (los pobres perros los tienen relegados a un segundo plano y no los quieren dentro de sus casas) y campan a sus anchas por donde quieren, siendo un elemento decorativo mas de las medinas.

Comemos en un restaurante de carretera sopa marroquí (nunca había comido tanta sopa como en este viaje, pero con el frío que hacía, entraba muy bien) y una fritura de pescado (que por lo visto también es típico de allí) que estaba buenísima.

IMG_9677

MEKNES

Otra ciudad imperial rodeada por murallas, con magníficas puertas como Bab Manssur.

meknesbabelmansur.jpg

En el mausoleo-mezquita de Mulay Ismail de estuco, piedra y fina porcelana, el guía nos enseñó cómo los musulmanes hacen la ablución antes de rezar.

viewer.png

De camino a Fez, pasamos por el medio Atlas, donde nos sorprende la nieve. Alucinante, parecía Siberia (por lo menos).

20160323_174047

Antes de llegar a nuestro destino, paramos en plenas montañas donde compramos aceite de argán, con infinitas propiedades.

FEZ

Nos alojamos en el hotel Pick Albatros. Muy bonito por fuera y las zonas comunes, pero de nuevo las habitaciones muy antiguas.

Declarada patrimonio mundial por la Unesco en 1981, la medina de Fez está considerada como la zona peatonal más grande del mundo. El entramado urbano data de los siglos XIII y XIV, cuando la ciudad marroquí reemplazó a Marraquech como capital del reino durante la época de los benimerines, de origen bereber. La inspiración andalusí, oriental y africana se fusionan en la medina, considerada como una de las mejores actuaciones urbanísticas del mundo árabe-musulán. Para facilitar a los turistas su paseo por este enorne laberinto se han marcado recorridos en el suelo. Aun así es fácil (y divertido) perderse en sus callejuelas.

Las puertas doradas del Palacio Real construidas por los maestros en bronce, la antigua medina con su Medersa de Bou Anania, la fuente Nejjarine, una de las más bellas de la medina, la mezquita Karaouine, que alberga uno de los principales centros culturales del Islam y es la sede de la Universidad de Fez y el mausoleo de Mulay Idriss. El famoso barrio de los curtidores, único en el mundo.

Tras explicarnos como tiñen las pieles, comemos en un palacio súper bonito comida típica (ensalada, cuscús, tajín…)

20160323_140752

ERFOUD

Dormimos en el hotel Palms Club, con la forma tradicional de una Kasbah, pero cuyas habitaciones desmerecían. Y vemos amanecer en las dunas del Sahara, montados en dromedario. Espectacular.

Tinerhir es un gran oasis que se extiende unos 30 km de largo, situado al pie de las montañas del Atlas. Esta ciudad cambió nuestra percepción de lo que pensábamos que era un oasis (resulta que no son dos palmeras con un charquito de agua en medio del desierto, tal y como nos muestran los dibujos).

Captura.PNG

Desde ahí nos dirigimos a uno de los parajes naturales más hermosos del país, las Gargantas de Todra y comemos en un bar de la cena los famosos pinchos morunos.

Sin olvidar comprar de souvenir una rosa del desierto.

OUARZAZATE

Dormimos en el hotel Club Hanane, y visitamos, cruzando un río, la Kasbah Taouir (en otros tiempos residencia del Pachá de Marrakech), donde destacan los aposentos del Pachá y los lugares de las favoritas.

Como aclaración y para que nos entendamos, el orden jerárquico es: Califa, Sultán, Emir, Pachá (no la discoteca) y el guía (Mohammed) ;P

Después, la Kasbah de Ait Ben Haddou, designada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Construida en adobe y dejándose caer a lo largo de la colina, ha servido de escenario para muchas películas.

20160325_132629.jpg

Por todo Marruecos hay multitud de artesanos que trabajan como antaño. Uno de ellos nos sorprendió con una técnica de pintura que no conocía. Utilizó pigmentos naturales como el té verde, azafrán o cobalto. La sorpresa fue cuando le aplicó calor y los colores salieron como por arte de magia.

Otra técnica es dibujar en madera con el calor que proyecta una lupa al ponerla al sol.

Antiguamente las vigas de este tipo de construcciones eran los troncos de las palmeras y los cerramientos estaban formados de arcilla y paja.

20160325_130239.jpg

MARRAKECH

Antes de dormir en el Ryad Mogador Gueliz, descubrimos la parte nueva de la ciudad.

mapa-turistico marrakech

Al día siguiente visitamos los jardines de Menara, parque de 14 hectáreas en cuyo centro se encuentra un inmenso estanque del siglo XII.

IMG_9900

Desde allí se divisa el majestuoso minarete de la Koutoubia, la hermana mayor de La giralda de Sevilla y símbolo de la ciudad.

IMG_9903.JPG

Visita de las tumbas Saadíes, dinastía que hizo grande a esta ciudad y continuación al palacio Bahía, ejemplo medieval musulmán, donde destaca la sala de embajadores con su techo en forma de barco invertido.

En la plaza Jemaa el Fna (asamblea del pueblo) declarada patrimonio de la humanidad, me hice la Henna en las manos.

fd3b870a9fd8b7db25342ae831397141

Y en el Zoco me compré: un espejo, un imán (que no puede faltar en nuestra nevera), botecitos para meter la arena del desierto que habíamos cogido, una caja de madera de cedro (que huele súper bien), incienso, una camiseta de la selección de fútbol marroquí, cool (raya de los ojos), especias, té, tajines… Y todo ello regateando 🙂

En el post Los  zocos de Marrakech os muestro la espectacular decoración marroquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s